01 abril 2015

¡¡ALLÁ VAMOS!!

En la tarde del pasado lunes, Alberto Fabra, firmó la clausura de la legislatura. Aunque parezca mentira, aunque no se notase, aunque hayamos dudado de la necesidad y efectividad de las Cortes valencianas y el gobierno autonómico, aunque no diesen muestras de ello, estaban en marcha.

Fabra, no inauguró nada, solo visó el chupinazo a la carrera hacia la noche de recuentos, hacia la noche de despedidas, hacia la noche de fumatas, hacia la noche de pasión aunque sea Domingo de Pentecostés, el 24 de Mayo.

Abro paréntesis, por cierto, aun hay por ahí pretendientes que no saben en que listas van a ir, pero eso sí, son “candidatos a lo que sea”, pese a que no hace nada vociferaban, muy justamente, por los que querían mantenerse de la política años y años. Brincando de siglas en siglas, de magenta a naranja, pero mirando de reojo a los morados, por si acaso hay un hueco que cubrir. Vuelvo a lo de las elecciones de Mayo.

Ahora, la tregua de la Semana Santa y la larga Pascua valenciana, el capirote, el cachirulo, la mona, pero a la vuelta, nos esperan chaparrones y diluvios de promesas electorales y de lo que se presente.

Después de tantas campañas, de tantos débitos incumplidos, no tenemos más remedio que prevenirnos con la razón, la memoria y los impermeables de la duda, para que nada nos sorprenda de nuevo, y volvamos a caer, y se vuelva a comprobar que somos capaces de tropezar más de dos veces en la misma piedra. Cariñitos, no nos van a faltar, pero recordemos, tengamos muy en cuenta, que algo, una obra gigantesca o el arreglo de una farola, no es nada, solo es humo, si no va respaldado en unos presupuestos, va comprometido con unas fechas de inicio y fin, y, sobre todo, filtremos las romanzas de sirena con la experiencia de ver cuantas de las promesas anteriores, están saldadas, incumplidas, atascadas o sencillamente no pasaron de salvas de fogueo.

Tanta comparación entre lo dicho y lo hecho, nos ha llenado las alforjas de desengaño, tanto que crees que con tanto prometer ya se hace poca mella en el electorado. Pero parece que de esto, a pesar de los resultados recientes en Andalucía, los grandes partidos, no se han enterado.

Ahora mismo, ¡Ay no me quieras tanto!, nos vuelven a asegurar, muchas obras, y acabar lo no iniciado, y bajadas del  IRPF y del IVA, que nos va a dejar boquiabiertos. Esto de bajar los impuestos ya viene de lejos, nos los están “bajando” desde antes de no se cuantas elecciones, pero no se porque misterio, cada vez pagamos más, y siguen los recortes aunque nos los disfracen.

Y Rajoy, levitando en su mundo, el lunes mismo, inaugurando cosas allá por el norte. El Levante, el Sudeste, la Comunitat Valenciana, como quieran llamarnos, que nos llaman de todo, para otras ocasiones. Ya veremos cuando le toca a la línea esa del metro que inútilmente recorre por el subsuelo media Valencia, y al túnel pasante, y al Pasillo Mediterráneo, y a la prometida estación central y al desdoble del bypass, y a las bacheadas calles, y las famélicas arcas valencianas, y…. lo que van a dar de si los juicios Gürtel.
FMC
Publicado en Las Provincias 1 Abril 2015

No hay comentarios: